[PUBLICACIÓN] ZAD: OTRO FIN DEL MUNDO ES POSIBLE

Descargar PDF

Artículo del colectivo Crimethinc. [editado en folleto] sobre la lucha en la ZAD de Notre-Dame-des-Landes contra el proyecto aeroportuario, mismo que el Estado francés pretende imponer mediante su terror militar y policial.  La traducción estuvo a cargo de los compañeros de La Oveja Negra.

También recomendamos el texto de Alèssi Dell’Umbria / ZAD, por la autodefensa y la comunalidad, el cual se puede leer en el siguiente enlace:

https://artilleriainmanente.noblogs.org/post/2018/04/21/alessi-dellumbria-zad/

Temperamento Radio #31

En este encuentro: -La lucha por el aborto legal- -Actualidad desde el sur con el conflicto mapuche– -Comentarios sobre las ZAD en Francia- -Comentarios sobre la situación en Nicaragua– Nos acompañan: La Trova Pank – Tout Simplement Noir – Kortu-

Link: Temperamento Radio #31

Nueva web de la radio

http://blog.temperamento-radio.com/

A propósito de los sucesos de París

(Etraído de Panfletos Subversivos)
“Los violentos y los prevaricadores, son responsables no sólo del mal que infligen a sus víctimas, sino también de aquel al que les inducen a continuación los agravios sufridos”
(A. Manzoni, I promessi sposi)

Se podría sintetizar así, con las palabras del para nada revolucionario Manzoni, nuestra opinión sobre los trágicos sucesos de París.

Jóvenes nacidos y crecidos en las periferías que quizás hasta hace un par de años no habían leido las suras del Corán, que ahora están dispuestos a morir y hacer morir por un nuevo califato islámico.El llamado “Fanatismo religioso” en sí explica nada. La explicación de una violencia furiosa y sin discriminación no se encuentra en el Cielo de las promesas sino en la Tierra de las humillaciones.

Desde 1991 las tropas occidentales (incluyendo aquellas italianas) han exportado su espléndida civilidad del diálogo y de la paz con el trueno de las bombas y las masacres. Una matanza como aquella de París, ha sido y es la realidad cotidiana en Iraq, Afghanistan, Palestina, Siria, Libano, Mali, Somalia… Aun no han pasado dos meses desde que en una plaza en Ankara, el mismo nùmero de personas muertas en París vio el final de sus vidas volar por los aires por una bomba puesta por el gobierno turco de Erdogan contra la oposición curda. Sigue leyendo