[Libro] El MIL: Una historia política – Sergi Rosés Cordovilla

El proyecto editorial Revolución Mundial se propone esta vez publicar el libro El MIL: una historia política de Sergi Rosés Cordovilla. El libro de Rosés nos parece sin duda uno de los mejores materiales en cuanto a reapropiación programática del Movimiento Ibérico de Liberación; pues se remonta a explicar sus orígenes a finales de la década de los 60s, así como su vinculación con las luchas proletarias autónomas de principios de la década de los 70s en Barcelona, pasando por la composición de su estructura organizativa y principalmente su andamiaje teórico (aspecto cualitativo que muchas veces resulta opacado por la mitología del anti-franquismo que envuelve al MIL). Esta edición cuenta con un prefacio realizado por el ex militante del MIL, Txus de la Arena.

Para adquirir una copia impresa del libro, o bien, el mismo en versión PDF, escribir a:

revolucionmundial [ a ] riseup.net

Lucha de clases

[Extraído de la publicación Contra la Contra N°2]

¿Proletario yo?

La burguesía ha divulgado ampliamente que tras dejar de ser predominante en la producción la figura del obrero industrial, automáticamente “el proletariado ha desaparecido”.  Pero resulta que el proletariado es  y siempre fue desde su nacimiento una condición material e histórica y por consiguiente esa clase social no puede reducirse a un oficio u ocupación laboral en específico. Al prevalecer el capital prevalece la producción de mercancías, y por consiguiente también la clase que encarna la explotación de esa fuerza y tiempo de trabajo que es requerida para generar el valor de esas mercancías.

El proletariado está marcado por la desposesión perpetua de sus medios de vida y por consiguiente debe que trabajar por un sueldo;  el denominado “estilo de vida moderno consumista” que muchos asalariados pretenden llevar a cabo, dista mucho de ser el reflejo de la supuesta estabilidad y superación que se puede alcanzar bajo el capitalismo. Comprar un automóvil o costearse unas vacaciones en la playa, tener unos zapatos deportivos de marca, un plato de comida en la mesa, ir a beber cerveza los fines de semana o tener agua caliente en la ducha, pagar alquiler por una vivienda o un teléfono móvil; son “comodidades” que en cualquier país, solo pueden solventarse sin sacrificios un reducidísimo número de personas. Si hoy existe mayor circulación de mercancías que se creían inaccesibles para la mayoría de la población hace setenta años, no se debe a las bonanzas de este sistema, sino a la necesidad de crear movilidad para las exigencias del mercado mediante créditos que otorgan los bancos y nos descuentan de la nómina (con alto interés), facilitándonos dinero invisible el cual en la vida real pagamos con más trabajo.  No importa si nos ganamos “la vida” inhalando metales pesados bajo una mina, colocando vigas en una obra, en una oficina tras el computador, en un laboratorio clínico, como jornaleros pizcando cultivos para los agroindustriales, como camareras en un hotel o como mesero de un restaurante; seguimos siendo esclavos del salario, de las deudas y del incremento de trabajo que debemos realizar para pagar por un bienestar que nunca llega. Sigue leyendo

¿SOCIEDAD DE CONSUMO?

Muchas veces, atormentados por los aparatos de fabricación de la información y del pensamiento, repetimos que vivimos en una sociedad de consumo, como si fuese el caso. Sin embargo nada es más FALSO que ello. El consumo en el sentido de la satisfacción de las necesidades humanas, no decide, ni dirige nada en esta sociedad [1], o dicho de otra forma, esta sociedad no tiene en absoluto como objetivo el consumo. El consumo, los consumidores, son simples pasajes necesarios de una sociedad cuya finalidad es la producción, la valorización.

La sociedad no es de consumo, no solo para quien revienta de hambre, para quien no posee ni vivienda, ni lo mínimo necesario para la formación de su prole, (lo que es demasiado evidente) [2] ni para el resto del proletariado urbano o rural que está privado de consumir por lo miserable de su salario, aquello que el propio capitalismo le ha enseñado que es una necesidad como el teléfono, televisión en color, viajes en avión, buenos automóviles, casa de campo… etc. (lo que también es claro); sino que tampoco lo es para aquellos sectores de la pequeña burguesía o del proletariado que pueden permitirse “altos niveles de consumo” y se dedican a exhibir su lujo. En efecto, estos sectores están siempre traumatizados por el impresionante crecimiento de sus “necesidades”, por la multiplicación infinita de las nuevas y “atractivas” opciones y mercancías, que desde los escaparates condenan a las que tienen en su posesión como “fuera de moda”, y lo limitado de sus ingresos. Su propia carrera de consumo, se basa en esta reacción traumática con el capital y su exhibicionismo fulgurante [3], que en su propia dinámica asegura que nunca podrán consumir lo que quieren consumir, que estarán permanentemente insatisfechos, no en cuanto a su propio ser (dado que el consumo no lo realizan para satisfacer una nece-sidad de su ser) sino en cuanto a su comparación con el consumo que realizan los otros y especialmente los capitalistas… que esos sí se presentan como pudiendo realmente consumir “lo que quieren”. Sigue leyendo

REIVINDICACIÓN Y REFORMA

La identificación entre reivindicación y reforma ha sido, desde tiempos inmemoriales, clave en la ideología dominante y una confusión siempre presente en las filas proletarias. Es lógico, pues es la que permite hacer pasar gato por liebre, presentar lo que interesa a las clases dominantes como igual a lo que piden los explotados y oprimidos,  las necesidades de la valorización del valor como si fuesen las necesidades humanas.

Pongamos entonces los puntos sobre las “i” definiendo el contenido socialmente opuesto de ambas.

La reivindicación es SIEMPRE expresión de lo que el explotado/oprimido necesita. En muchos casos la reivindicación es clara y se presenta bajo la forma de exigencia, de demanda basada en una relación de fuerzas, en otras es mucho más confusa y adopta la forma de un pedido… llegando hasta el extremo de ser una especie de ruego a los opresores. En algunos casos es directa y neta, en otros es confusa y piadosa, a veces se exige directamente lo que se necesita, en otros se pide al enemigo de clase como si fuera un favor, pero más allá de la forma, la relación de fuerza existe siempre y la reivindicación siempre expresa una necesidad. Sigue leyendo

Remembranza sobre la rebelión en la prisión de Attica

[Extraído de la revista Ellos no pueden parar la revuelta #4]

“Pensábamos que iba a haber una revolución y nos estábamos preparando; cuando se abrieran los portones de la cárcel, íbamos a estar listos para salir a tumbar todo este sistema.”

El camarada X, sobre los sucesos de 1971.

“Después de la rebelión muchos quedaron muertos o heridos. Pero nadie se arrepintió. Es más, si se nos hubiera presentado otra oportunidad, lo hubiéramos vuelto a hacer. Porque era mejor eso a que nos trataran como animales”.

Uno de los Hermanos de Attica.

Las condiciones infrahumanas bajo las cuales los presos subsisten en cada cárcel de esta sociedad capitalista no son ninguna novedad; comida podrida, escasez de agua, palizas por parte de los guardias, celdas en aislamiento, dormitorios atestados de suciedad, explotación intensificada en el trabajo asalariado… forman parte de la dura cotidianidad en la que sobreviven los reos en las prisiones. Sin embargo, estas condiciones constituyen a su vez un incentivo para la lucha y el asociacionismo de parte de los proletarios reclusos en contra de la prisión. La rebelión en el centro de exterminio de Attica fue un episodio más de la materialización de la crítica, no solo hacia la institución carcelaria, sino a la totalidad del sistema que la sostiene de raíz.

En un contexto de álgida lucha proletaria que recorría todo el globo, la burguesía de Estados Unidos también experimentó en carne propia el temor de que en el interior de sus fronteras se desarrollaran los mismos síntomas convulsos que tenían lugar en otras latitudes: agitación, grupos, núcleos, propaganda, estructuras de solidaridad con presos, enfrentamiento armado, etc. Ese temor se hizo realidad y debía ser contrarrestado, por consiguiente el terrorismo de Estado no demoró en aplicarse contra todos aquellos que fueron considerados “elementos desestabilizadores” o, en términos conspiranoicos “agentes del comunismo”. Sigue leyendo

Técnicas de la contrarrevolución mundial en los países árabes-musulmanes

[Extraído de Su Capital # 25]

El orden reina en Siria, Yemen, Irak, Turquía, Túnez, Egipto y cada vez más. El orden, esa expresión que alude eufemísticamente al terror contrarrevolucionario o simplemente al terror cotidiano de la clase dominante contra sus dominados. Ese orden que chorrea sangre por todas partes es la obra de la burguesía internacional en su conjunto, es la consecuencia del aislamiento de la lucha y la pasividad del proletariado a nivel mundial y en menor proporción, por la obra de las distintas facciones socialdemócratas con capacidad de canalizar al proletariado en la región que aún quedan. En este último caso a costa incluso de la propia aniquilación de sus propias organizaciones, no solo física sino moral.

Como ya dijimos los países del G.7 (EEUU, Inglaterra, Francia, Alemania, Japón, Canadá e Italia), Turquía, los países del Golfo, el FMI y el Banco Mundial establecieron un acuerdo contrarrevolucionario de actuación en las revueltas en los países árabes. Se facilitaron ayudas de tipo policial, militar y de control social a todos los países de esa región, entre ellas incluso la intervención militar extranjera por parte de los firmantes. Teniendo especial atención a Túnez, Marruecos, Jordania, Yemen y Egipto. Todo para garantizar la “transición”, a pesar de la “canalla”, hacia mayores cotas de eficacia de explotación y represión. Las consecuencias de dicha política las estamos viendo todos los días, miles de jóvenes y menores marroquíes del Rif se suben a las pateras hacia la finca España con la atenta mirada, fijada en sus nucas, de los policías modernos marroquíes, asesorados por la poli española y francesa. Tras el aplastamiento de la revuelta y las continuas detenciones de los jóvenes la policía solo les da una opción “¡pirate!”. En Egipto las revueltas detonadas finalmente por las alzas de precios de los alimentos han terminado con el encarcelamiento, el asesinato, tortura y desaparición de todos los militantes de las organizaciones catalogadas como “laicas”. Tras un baño de sangre en las calles los precios de los alimentos no dejan de subir, el terror sexual como método de control social no deja de aumentar. La única oposición “real” o supuesta oposición son los islamistas armados, en el Sinaí esa “real” insurgencia se traduce en masacres indiscriminadas contra la población local de la aviación estatal y de los sicarios del Estado Islámico. Todo para eliminar a la población sufí sostenedora durante décadas de las redes de contrabando con Gaza. Gracias a la represión masiva en Egipto y en toda la región la misma Gaza es masacrada por las fuerzas de la burguesía internacional en perfecto silencio mediático. Igualmente la única alternativa para el proletariado es la huida hacia los centros donde se ha decidido su destino de miseria y represión, hacia Europa. En Libia la “transición” se ha traducido en un sistema de explotación esclavista y de trata “negrera”, gestionado por diversos señores de la guerra islámica subvencionados por la burguesía internacional. En este contexto la migración masiva no es más que una válvula de escape para canalizar al proletariado y a la población sobrante, para exterminarla de otra forma o para que cumpla otra función de propaganda a nivel interno de los países occidentales. Sigue leyendo

Hacia una reunión internacional en Kurdistán

[Recibimos y publicamos]

Frente a la expansión de la Guerra del Medio Oriente y las nuevas oleadas revolucionarias en Irán-Irak:

Hacia una reunión internacional en Kurdistán

Compañeros:

En las últimas décadas, la sociedad capitalista en su conjunto se está dividiendo cada vez más en dos grandes ejércitos hostiles enfrentados directamente: la burguesía y el proletariado. Nuestra época, la época de la profundización de la crisis industrial y comercial mundial (y por lo tanto de la creciente lucha de clases en el mundo) ya ha pasado por varias etapas de desarrollo, a través de las cuales el proletariado ha excedido su primera etapa de fenómenos aislados y esporádicos. El crecimiento de la guerra de clases tomará cada vez más una forma internacional. Y a pesar de la guerra capitalista en Medio Oriente y los nuevos intentos del capitalismo mundial para ensanchar el círculo de la guerra con el pretexto de desmantelar las armas nucleares de Irán, el proletariado de esa región se ha unido a la actual ola internacional de lucha de clases. Las huelgas y las manifestaciones en Irán se han extendido a más de 249 ciudades que componen sus 31 provincias. Esta ola revolucionaria no terminó en Irán, pues el proletariado en Irak también entró en esta arena de lucha histórica.

​En julio de 2018, comenzó una nueva etapa de lucha de clases en Irak, con 30 víctimas fallecidas y 700 heridos durante los últimos 10 días (también más de 50 policías y agentes de seguridad resultaron heridos). El proletariado en Irak comenzó a moverse hacia la escena universal de la lucha de clases. Durante la misma semana, estallaron manifestaciones en todos los pueblos y ciudades del centro y sur de Irak, donde decenas de manifestantes resultaron heridos y cientos fueron arrestados. Manifestantes atacaron un tribunal, la sede del gobierno provincial, la sede del Hezbolá iraquí en Náyaf, incendiaron su oficina y provocaron la suspensión del tráfico aéreo. Los manifestantes en Náyaf ocuparon el aeropuerto internacional y prendieron fuego a los edificios del municipio. El gobierno cortó el internet, bloqueó las redes sociales y dictó una orden nacional para poner a las fuerzas de seguridad en alerta máxima con el objetivo de frenar el movimiento revolucionario. Por el contrario, la ciudad de Bagdad se unió al movimiento. Finalmente, el movimiento mostró su desarrollo en reiterados intentos de establecer comités en Bagdad, lo cual es un intento de coordinar las manifestaciones en todo el país. Sigue leyendo

Ni rojigualdas ni esteladas. ¡Por la independencia de clase contra toda nación!

[Recibimos y publicamos de http://barbaria.net]

No hay mejor imagen para explicar la naturaleza del denominado proceso independentista catalán que la elección de Quim Torra como presidente de la Generalitat. La autodeterminación y la libertad de voto ha terminado por tener a su cabeza a un admirador acérrimo de Miquel Badia (sirva de testimonio el homenaje realizado a los hermanos Badia por parte de Junqueras y Torra), uno de los mayores torturadores y asesinos del proletariado en la Cataluña revolucionaria de los años 30.

No hay ninguna contradicción en todo esto. A fin de cuentas, la libertad de voto siempre ha significado la libertad para hacerse masacrar por nuestra propia burguesía. Ese aspecto de la democracia se ha revelado siempre como un instrumento indispensable para aplastar al proletariado en lucha. Por citar ejemplos de sobra conocidos, la represión y masacres dirigidas por Azaña (Casas Viejas, Arnedo, Alt Llobregat, enero del 33…) hasta la de las fuerzas parapoliciales de ERC dirigidas por Badia, nos revelan esta realidad. Sigue leyendo

Materiales sobre el proceso en Barcelona [1936-37]

Compilamos y publicamos algunos documentos bastante fundamentales para la comprensión y el balance proletario, acerca de uno de los episodios más cruciales en la lucha de nuestra clase durante el siglo XX, en cuyo vórtice se manifestó con potencia la lucha entre revolución y contrarrevolución; y cuya culminación tuvo lugar con los hechos de mayo de 1937.

G. Munis – JALONES DE DERROTA PROMESA DE VICTORIA Crítica y teoría de la revolución española (1930 – 1939)

Paul Mattick – LAS BARRICADAS DEBEN SER RETIRADAS

BILAN nº 41 – PLOMO, METRALLA, CÁRCEL: ASÍ RESPONDE EL FRENTE POPULAR A LOS OBREROS DE BARCELONA QUE OSAN RESISTIR EL ATAQUE CAPITALISTA

Agustín Guillamón – BARRICADAS EN BARCELONA La CNT de la victoria de Julio de 1936 a la necesaria derrota de Mayo de 1937

Gilles Dauvé – CUANDO LAS INSURRECCIONES MUEREN

Revista comunismo #66 – REVOLUCIÓN Y CONTRARREVOLUCIÓN EN LA REGIÓN ESPAÑOLA – AÑOS TREINTA (primera parte)

[Audio- Charla] Biblioteca Alberto Ghiraldo – CICLO ESPAÑA / Contra el mito de la traición

Apuntes sobre el relevo de cretinos en méxico

[Extraído de la publicación Contra la contra #1]

La victoria en las elecciones presidenciales por parte del payaso de la izquierda pusilánime, no debe entenderse como  “el castigo de la ciudadanía a los políticos cómplices de décadas de corrupción y destrucción del país” ni como la reemergencia de “una generación que dio el primer paso hacia un cambio más sustancial en la estructura del sistema”; hay que dejar estas elucubraciones nacionalistas-basura a los académicos, intelectuales y especialistas encargados de convencernos que este sistema debe ser reformado y no destruido.

El ascenso de Obrador, pero sobre todo, el desarrollo exitoso del pasado circo electoral bajo el orden ciudadanista, es simplemente la materialización de la fuerza que actualmente posee el capitalismo y su Estado para canalizar fácilmente el descontento de la clase explotada. Si bien, en los últimos años el hartazgo causado por la agravación de las condiciones de miseria y represión consiguió preocupar seriamente a los políticos y al empresariado (el caso de ayotzinapa, la reforma educativa y el “gasolinazo” como puntos culminantes); también fue latente la manera en que los estallidos sociales que se produjeron fueron liquidados. La nula perspectiva radical y la inexistente ruptura con el tradicionalismo formalista, interclasista y pacifista que caracteriza a los denominados “movimientos sociales”, han sido la moneda corriente que posibilitó que los designios de quienes gobiernan se acataran y por ende, toda la mierda permaneciera intacta. Sigue leyendo

APORTES CRÍTICOS A “PRINCIPIOS POLÍTICOS REVOLUCIONARIOS DEL PROLETARIADO” DEL GEC

Publicamos a continuación una discusión de los años 2011-2012 en torno a un texto que produjo el disuelto Grupo de Esclarecimiento Comunista (GEC) -de Perú-, seguido del respectivo balance crítico que plasmó el también disuelto grupo Proletarios Salvajes -de Ecuador- en torno a éste. Consideramos que es un aporte bastante cualitativo que sigue vigente, sobre todo en el actual contexto donde imperan significativas debilidades, huecos y faltas de ruptura en el autodenominado movimiento revolucionario. Si bien, sabemos que los problemas del terreno práctico no se resolverán mecanicamente con la lectura de un texto, es un error por otra parte, demeritar su importancia de estos materiales,  pues nos guste o no; el legado escrito de los compañeros -que están o estuvieron- acompaña el proceso de continuidad y profundización de la perspectiva revolucionaria que nos permite romper el aislamiento y luchar en comunidad contra esta sociedad del capital.

Texto completo en PDF

La rebelión de los camioneros en la encrucijada

Envuelta en la mayor rebelión desde 2013, la clase trabajadora brasileña reaparece hoy en el escenario histórico. Las revueltas y protestas en el Carnaval, así como la oleada de manifestaciones tras la muerte de Maríelle Franco, eran señales que ya estaban anunciando la actual rebelión social. Las luchas que estamos viviendo hoy estaban siendo frenadas por la manipulación/polarización electoral, por el golpe de 2016, por las demagogias espectaculares de periodistas y jueces, que intentaban salvar el sistema con su falso discurso de “moralización de la política” —una tentativa de usar a la clase trabajadora como carne de cañón en la disputa entre burgueses, de la parte del Estado y de la sede del gobierno que hoy es el Supremo Tribunal Federal— y por el deterioro aún mayor de sus condiciones de supervivencia. Todo esto, sin embargo, tras varias luchas en los últimos años contra la Copa y las Olimpiadas, contra las privatizaciones, contra la represión, contra la militarización, contra la precarización del funcionariado, contra los vertidos, contra las reformas de la educación y después de las huelgas/revueltas de marzo-junio de 2017. Por un lado las debilidades y, por otro, los flagrantes sabotajes de tales luchas por parte de los dos brazos del Estado (“derecha” e “izquierda”), vuelven a amenazar ahora la rebelión ejemplar de los camioneros, que paralizó la economía del país y que a pesar de la perseverancia y de la determinación con que está siendo conducida, necesita identificar los obstáculos y los enemigos para poder triunfar. ¡Todo el apoyo a los trabajadores en lucha! ¡Por la construcción de la huelga general insurgente! Sigue leyendo

¡Bombardeos en Siria! ¿Tercera Guerra Mundial? ¿Show o realidad? ¡Ninguna guerra sino la guerra de clases!

El 14 de abril de 2018, los grandes medios burgueses (que expresan y materializan los intereses de clase de nuestros explotadores y opresores de todas las facciones a pesar de las divergencias coyunturales que los diferencian) nos anunciaron con grandes golpes de propaganda bélica que una coalición de tres de las potencias más grandes del mundo (Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia) han realizado bombardeos nocturnos contra varios objetivos “estratégicos” en Siria, en represalia por el ataque químico presuntamente perpetrado por el régimen baasista, apoyado militarmente, económicamente, políticamente y diplomáticamente por Rusia e Irán. Es bastante “cómico” y “escandaloso” que estos gánsteres capitalistas claman defender a los “poblaciones civiles”, víctimas de la lógica morbosa que gobierna este mundo, especialmente cuando sabemos muy bien que, por ejemplo, los EE.UU. tienen el más poderoso complejo militar-industrial del planeta, así como las más gigantescas reservas de armas de destrucción masiva. En los últimos años, los Estados Unidos no solo han contaminado regiones enteras de la ex Yugoslavia e Iraq con el uso generalizado de municiones de “uranio empobrecido”, lo que ha provocado un aumento drástico en el número de cánceres para las poblaciones locales, sino que también sacrificaron a sus propios soldados expuestos a los efectos devastadores de tales armas.

Sigue leyendo

UN DEBATE SOBRE LA MIGRACIÓN

[Extraído de Internationalist Perspective]

Entre los síntomas más claros de la obsolescencia del capitalismo, al menos desde el punto de vista de la humanidad, está la creciente dislocación de personas, causada por la crisis del sistema; por la pobreza, las guerras y la desesperanza que crea. La historia es horrible del principio al fin. La terrible situación en el lugar donde viven obliga a huir a cada vez más habitantes. Las terribles condiciones del viaje hacen que muchos de ellos mueran. Y cuando llegan a su destino, muchos son encerrados y otros son deportados, mientras que muchos otros permanecen atrapados en los sectores de la sociedad con peores condiciones. La mayoría son considerados “ilegales”. Cada vez más, están siendo aterrorizados por el Estado. La afluencia de refugiados, como el terrorismo, es un lubricante para la militarización de la sociedad, una licencia para un mayor control y vigilancia estatal. También es políticamente muy útil. Se puede conseguir poder al convertir a los inmigrantes en chivos expiatorios (especialmente a los inmigrantes musulmanes que pueden estar vinculados al terrorismo); dando incluso a los compatriotas más pobres la satisfacción de estar por encima de otros.

Si no puedes ofrecer esperanza real a las masas, tienes que darles por lo menos eso.

Al menos por ahora, esta estrategia funciona, como lo demuestran las victorias electorales de Trump, Orban y otros bribones. El éxito de la derecha populista también ha empujado a los partidos más tradicionales de Europa, hacia políticas de inmigración más ”duras”. En Bélgica, las medidas duras fueron tomadas por Theo Francken, el ministro responsable de asuntos migratorios. Una de las muchas cosas crueles que hizo fue invitar al gobierno notoriamente brutal de Sudán, para que enviara representantes a Bruselas para ayudar a seleccionar a los refugiados que serían deportados. Previsiblemente, algunos fueron torturados a su regreso. Incluso después de que mintió sobre este asunto, Francken no fue despedido de su cargo. Su estrella subió en las encuestas. No es que no haya habido protestas. Como en todas partes, la migración es objeto de acalorados debates en Bélgica. Uno de esos debates que encontramos en la web, fue iniciado por un artículo de opinión en el periódico De Morgen, titulado: “La izquierda debe elegir: fronteras abiertas o el estado de bienestar”. Fue escrito por Bart De Wever, el alcalde de Amberes y el líder de la NVA, el partido de Francken, el más grande en el gobierno de coalición de Bélgica. Provocó muchas respuestas de la gente de izquierda, como Louis Tobback, el alcalde de Lovaina y un líder de los socialdemócratas (SPA), que en esencia argumentó que la opción de De Wever es falsa. Pero el periódico también publicó un artículo de un periodista belga que sostenía que, ni la izquierda ni la derecha tienen una solución para la crisis migratoria; que esta crisis aumentará, junto con todas las otras catástrofes que el capitalismo está generando en esta etapa, que es posible imaginar un mundo más allá del capitalismo. Sin usar tales palabras, el artículo presenta un argumento convincente para una revolución comunizadora. La traducción de este artículo sigue a continuación.

IP

Sigue leyendo

EL TRABAJO NO REDIME SINO QUE EMBRUTECE

Tomado de AntagonismoRP

-Este texto fue repartido el 1 de mayo del 2018 en la CDMX, al final de la procesión acostumbrada por los sindicatos, para celebrar el dia del trabajo-

No amamos, no, eltrabajo;
lo odiamos.
No es nuestra liberación,
¡Es nuestra condena!
No nos eleva y libra de los vicios;
nos abate físicamente
y nos aniquila moralmente
hasta tal extremo que nos
deja incapacitados” (1)

Desposeídos de todo lo que nos permite sabernos seres humanos, seguimos caminando el tiempo con las cadenas a cuestas de trabajos aburridos y absurdos ¿Qué es lo que tenemos? ¿Qué es es lo que poseemos? Deudas: del alquiler, del móvil, del coche, de los trapos que nos hacen ver en onda… ¿Qué es realmente nuestro? Un futuro burlón y miserable que nos espera en cada segundo con la única afirmación real, con la única certeza de nuestras vidas: el no ser dueños de nada más que de nuestra fuerza de trabajo: mente, brazos, piernas, vaginas y culos que vendemos al mejor postor, el que nos pagará cualquier cantidad de dinero, quien será el dueño de nuestro cuerpo y mente, de nuestros sueños y anhelos.

Sigue leyendo

Contra la catástrofe capitalista

La catástrofe capitalista sigue agudizándose en todas partes, alcanzando cotas cada vez más incompatibles con la vida en el planeta. Guerra generalizada a lo largo del mundo, hambruna masiva, intensificación de la explotación, cascada ininterrumpida de suicidios, cosificación de toda relación social, violencia entre y contra proletarios (violencia sexista, violencia racista, violencia contra niños y viejos…), cárceles atiborradas, destrucción de la Tierra, alimentación cada vez más tóxica, destrucción de la salud, etc. El antagonismo entre el capitalismo y la vida nunca fue tan devastador. Tampoco hubo nunca una desproporción tan grande entre la imperiosa necesidad de una revolución social y la poca tentativa de asumirla.

El único sujeto capaz de dar solución a los problemas de hoy mediante una transformación radical de la sociedad, el proletariado, se muestra incapaz de acabar con toda esa catástrofe. Pese a lo que padece y vive en sus carnes, pese a que una y otra vez se rebela contra las condiciones de vida que sufre, provocando estallidos sociales que hacen tambalear la paz social en tal o cual lugar, como los que recientemente vivimos en Irán o Nicaragua, existen toda una serie de factores que impiden a ese sujeto afirmarse como fuerza internacional para imponer su solución revolucionaria ante los grandes problemas que hoy padecemos.

Décadas de contrarrevolución y paz social han descuartizado al proletariado, potenciando los procesos y mecanismos de reproducción capitalista que velan la existencia misma de las clases sociales (sobre todo la del proletariado), desmembrando así la crítica unitaria desarrollada históricamente por esta clase social. La misma totalidad capitalista sobre la que se despliega la realidad que vivimos aparece fragmentada por una serie de ideologías que parcializan cada problema que este sistema genera, buscando una solución particular a cada uno de ellos. Como consecuencia, se alzan movimientos específicos que abordan esos problemas parciales y tratan de resolverlos. Pero no sólo no hay ninguna solución posible a cada problema tomado por separado, sino que además esa fragmentación altera al mismo tiempo el contenido real de esos problemas. Se constituye así la ideología de la opresión del hombre sobre la mujer, la opresión de la raza blanca sobre las demás razas, la destrucción de la naturaleza por el ser humano…, codificando la realidad bajo esos parámetros ideológicos. Al luchar a través de una categoría parcial, los distintos movimientos se sitúan en el plano de grupos específicos que compiten entre sí por un mayor reconocimiento de derechos por parte del Estado. La competencia entre mercancías se expresa políticamente como la competencia entre identidades separadas, todo en beneficio de las políticas “transversales” del valor y su gestión estatal. Se desplaza así la crítica unitaria del capitalismo, crítica que contiene en su seno la denuncia de cada aspecto, no como parcialidad, sino como expresión de una totalidad que determina cada parte y cuestiona el orden social que reproduce todos esos problemas. Sigue leyendo