Boletín La Oveja Negra #49

En esta edición especial de La Oveja Negra, entre las reflexiones surgidas al calor de la lucha, incluimos una serie de textos, panfletos y palabras que circularon en las calles del territorio dominado por el Estado argentino. La lucha se desató en las últimas semanas como respuesta a la desaparición forzada de Santiago Maldonado, en el marco de la lucha mapuche en Cushamen. (Agosto de 2017)

¡Aparición con vida de Santiago Maldonado!

¡Libertad a Facundo Jones Huala!

¡Terrorista es el Estado!

Presentación. –Panfleto repartido en las calles de Rosario el 8 de agosto. –Dos años de intensa lucha en el Sur. –Compartimos las palabras de un compañero en la Jornada de difusión ¡Libertad a Facundo Jones Huala! (Rosario). –Benetton, Macri y más allá. –Solidaridad activa con la comunidad mapuche en resistencia. –Palabras de Santiago Maldonado. –Palabras de un compañero en la manifestación del 7 de agosto en Capital Federal. –El Estado presente. –Panfleto anónimo de compañeros cercanos a Santiago. –La represión se agudizó. –La otra represión. –¡Contra el Estado y sus represores! ¡Con los rebeldes siempre!

“DEBERÍAN ESTAR MUY, MUY NERVIOSOS” *

No hay peligro de que en cualquier momento pueda estallar una guerra entre Estados Unidos y Corea del Norte (excepto accidentalmente; una posibilidad que no puede ser enteramente descartada). Pero, es significativo el hecho mismo de que los líderes de esos países amenacen abiertamente con usar armas nucleares, con embarcarse en una guerra total y causar la destrucción de un pueblo entero. No es sorprendente escuchar ese lenguaje furioso por parte del gobierno de Corea del Norte. Ha estado encubriendo su debilidad con fanfarroneos desde cuando podemos recordar. Pero es bastante alarmante que no suene sorprendente que el gobierno de Estados Unidos afirme la posibilidad de la destrucción total de un país. Por supuesto algunas cejas se levantaron pero no hubo un masivo grito global ante la locura total de ese escenario.

Ninguna guerra nuclear es inminente pero la guerra de palabras con Corea del Norte sirve para vacunarnos contra la idea de que eso es inconcebible. Nos están acostumbrando a la idea de que “el interés nacional” podría requerirlo, de que quienes se resisten a ello son débiles ó traidores. Es un signo más de la creciente trayectoria destructiva del mundo capitalista. Sigue leyendo

Bueyes, burros y dragones

Recientemente tuvo lugar una discusión interesante en la lista de discusiones Meltdown, entre Mac Intoshde Perspectiva Internacionalista (PI) y GS, un participante de Meltdown. Comenzó sobre la democracia, continuó con el derrotismo revolucionario y terminó con Mac Intosh suspirando al decir que le resulta incomprensible que GS pudiera afirmar que, en tal guerra, uno debería elegir un campo imperialista contra el otro y seguir considerándose revolucionario internacionalista. A lo cual GS replicó que él tampoco se puede imaginar, porque considera fuera de toda discusión, el que cualquier persona cuerda no esperara ardientemente que la Alemania Nazi fuera derrotada. ”Me rindo” escribió, y así terminó.

Fuera del hecho de que ningún escenario creíble puede ser concebido, en el cual Alemania hubiera podido ganar la guerra, las consecuencias de tal resultado improbable son desconocidas: aquí estamos en la historia alternativa, en la cual, la exterminación global de razas enteras es tan probable como un levantamiento global, o cualquier otra cosa entre esas alternativas. Intrigante a lo mejor, pero no me parece muy relevante para nuestra realidad. Sigue leyendo

Atentado en Barcelona: Terrorismo yihadista y democracia, dos banderas de la burguesía

El lunes 17 de agosto una furgoneta accedía a las Ramblas, en el centro turístico de Barcelona, y arrollaba a cuantos peatones encontraba a su paso. El resultado, por ahora, es de trece muertos y más de ochenta heridos. Al poco tiempo el Estado Islámico, ISIS, reivindicaba a través de sus medios de propaganda en Internet la autoría del atentado. Algunas horas después, en Cambrils, una población de Tarragona muy visitada por los turistas durante los meses de verano, un coche deportivo se salta un control policial con la intención de acceder al concurrido paseo marítimo, la policía consiguió detenerlo y matar a los ocupantes. Según las propias fuentes policiales se trató, también, de un intento de atentado de las mismas características que el de Barcelona.

Barcelona y Cambrils se suman así a la larga lista de ciudades donde el terrorismo de matriz yihadista ha actuado en los últimos meses: Niza, Londres, París, Bruselas… y a la serie de ellas donde lo ha hecho con unos medios sumamante rudimentarios respecto a las espectaculares acciones armadas que, por ejemplo en Nueva York en 2001 o en Madrid en 2004, hace años eran el sello de identidad de este tipo de terrorismo. En esta ocasión, los medios de comunicación revelan que los supuestos autores del atentado sufrieron ellos mismos una explosión al manipular, hace pocos días, las bombonas de butano que debían utilizar en la furgoneta del atropello, destruyendo el edificio en el que preparaban su acción.

Desde el primer minuto tras el atentado absolutamente todos los medios de comunicación, representantes políticos, miembros del “mundo de la cultura y el deporte, etc. se han lanzado a proclamar a los cuatro vientos que la respuesta que la población debe dar ante este tipo de atentados es la de la “firmeza y resistencia ante el terror”, el “apoyo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado” y la “defensa de la democracia y la libertad” propias de Occidente que la “barbarie terrorista” querría destruir. Como en Londres, París, Manchester… la respuesta que de inmediato se exige a la población es la unión nacional detrás de las banderas de la democracia y la ley, la defensa por lo tanto de la patria, de sus instituciones, de sus cuerpos represivos, de sus intereses políticos y económicos dentro y fuera del territorio nacional, de su ejército destinado en Afganistán, Irak, Líbano o Etiopía para defender las exigencias comerciales de la burguesía española. La exigencia que se lanza es, por lo tanto, la de la colaboración entre clases, la de la solidaridad entre proletarios y burgueses para defender intransigentemente los intereses de estos últimos, identificados sin género de dudas con los intereses de la nación, a la que se presenta atacada por el terrorismo. Sigue leyendo

APARICIÓN CON VIDA DE SANTIAGO MALDONADO!

VOLANTE REPARTIDO EN UNA CONCENTRACIÓN FRENTE A GENDARMERÍA EN ROSARIO:

Santiago lleva dos semanas desaparecido por la Gendarmería Nacional. La última vez que lo vieron, huía de las balas que los gendarmes disparaban durante una irrupción violenta y sin orden judicial en la comunidad mapuche de Cushamen, Chubut.

Santiago está desaparecido por luchar. Frente a una nueva avanzada del Estado, que busca aislar y reprimir a la comunidad mapuche, él decidió ir contra la corriente para solidarizarse.

Santiago y la comunidad mapuche no están solos. Las movilizaciones por su aparición con vida recorren las calles de Argentina. Incluso fueron reprimidas en distintas localidades, y la Biblioteca del Río, en el
Bolsón, donde Santiago estaba viviendo, fue violentamente allanada.

El gobierno y los medios tratan de construir un relato que quite la responsabilidad de gendarmería en la desaparición y desacredite la lucha mapuche. La oposición política, en un año electoral, quiere usar la figura del desaparecido para juntar votos.

La comunidad mapuche continúa siendo reprimida y su referente Facundo Jones Huala, preso. Ilegalmente, detenido por una causa por la que ya fue juzgado y liberado el año pasado, tras cuatro meses de cárcel. Facundo inició el martes 1ro de agosto una huelga de hambre como última opción frente a semejantes abusos por parte del Estado.

Gendarmería Nacional sistemáticamente espía y reprime las luchas sociales. La lucha mapuche y quienes se solidarizan con ella son tratados como terroristas, cuando el único terrorista es el Estado.

¡A Santiago lo llevó gendarmería!

Contra la represión: ¡solidaridad y lucha!

[Folleto] Por una política del proletariado y para el proletariado

“Somos una organización que surge ante la necesidad de comunicación, coordinación y centralización de grupos proletarios que, aún de forma minoritaria, mantienen un referente teórico-práctico abiertamente clasista. Esto no nos convierte en una organización ajena al movimiento real del proletariado que busque afiliados “a los que organizar”, o en una “vanguardia” separada del proletariado que limite a éste a un papel secundario de apoyo a su actividad, ni mucho menos en un grupúsculo contemplativo que marque el camino que deban seguir otros. Muy al contrario, nosotros somos parte integrante del movimiento proletario que intenta imponer las necesidades humanas, y
es en este sentido que encaminamos nuestra actividad hacia la profundización en el antagonismo de clases, en hacer ver éste de la forma más clara posible tratando de evitar que el movimiento proletario de negación y superación de lo existente sea recuperado por la burguesía y canalizado hacia cauces sindicalistas, politicistas, nacionalistas, localistas, racistas, religiosos, ecologistas, feministas, pacifistas, ciudadanistas, indigenistas, antimilitaristas, tercermundistas, alter mundialistas, etc. es decir, dirigimos nuestra actividad hacia el auto-reconocimiento del proletariado como clase con intereses autónomos y antagónicos respecto a la clase enemiga, la burguesía, que lo lleven a constituirse en fuerza centralizada a nivel mundial abiertamente enfrentada al capitalismo y sus aparatos.
Queremos ser un espacio de encuentro práctico de las potencialidades revolucionarias presentes.”

PDF: “Por una política del proletariado…”

¡Qué reviente la economía!

Apuntes críticos contra la dictadura de la economía y por una práctica para librarnos de ella.

La economía, se nos dice, es la categoría de la vida social referida al área de administración y gestión del producto de la actividad humana, resultado natural de la actividad social. La economía así entendida poseería un carácter neutral y sólo sería una categoría de la vida social referida a la gestión, por lo general cuantitativa, de este resultado de la actividad humana. Pero esta perspectiva neutral de la economía como la mera cuantificación y gestión del producto de la actividad humana oculta el hecho de que lo que caracteriza actualmente a esta esfera de lo social es en realidad la esfera referida a la administración y gestión de la producción de un sistema en particular: el sistema productor de mercancías, el capitalismo.

La realidad capitalista, el mismo movimiento que enajena al humano de su actividad y del mundo en el que habita, fragmenta esta realidad en esferas separadas y aparentemente autónomas. Pero cuando una conciencia crítica lo suficientemente incisiva descubre que en la lógica del Capital la esfera de la economía no es sólo lo más importante sino que la única importante, revela a su vez que es ésta la que determina todas las demás, su autonomía es sólo aparente, porque en realidad están determinadas por las necesidades de la economía en expansión.

En su expansión, esta economía transforma el mundo, pero lo transforma únicamente en mundo de la economía (Debord). No hay esferas que puedan existir independientemente de las relaciones sociales en las que se producen, y nuestras relaciones sociales en particular están determinadas por la imposición de la economía. Sigue leyendo