[Chile] El “Partido del Orden” en pleno

Luego de que manifestantes increparan a un puñado de militantes del FA -que intentaron hacer un punto de prensa en Plaza de la Dignidad-, por haber pretendido pactar una paz silenciadora, toda la “clase política” se cuadra en su defensa.

Juan Latorre, de RD -sí, ¡Revolución Democrática!, así se llama ese aparato político que, hace unos años, llorara cuando el Servel no quiso autorizarle la inscripción como partido legal, debido a que su nombre le resultaba algo incómodo, y que no dudaron en asegurar que no tenían intención alguna de hacer algo remotamente calificable como “revolucionario”, obteniendo al fin el visto bueno del poder-, decíamos, que este payaso utiliza por millonésima vez el cobarde recurso retórico ese de que “los extremos se tocan”, para equiparar a la derecha más rancia y el fascismo, con la “otra ultra”, que es así como le llama este cretino a las cientos de miles de personas que no se resignan a volver a la casa tras su criminal “pacto de paz”. Y aún más: tiene la desfachatez de calificar a la mentada acción de “agresión patriarcal”. ¿Cómo nombraría este remedo de ser humano a la violencia sufrida por miles de compañeras a manos de pacos y milicos, que incluyen vejaciones sexuales y violaciones? ¿Cómo puede poner a un mismo nivel tales agresiones con una funa a un grupo de representantes del “pacto de paz”, que solo legitima la violencia represiva contra la protesta callejera? Bueno, en realidad es esperable este grado de distorsión de la realidad, en quienes no tienen idea de lucha real alguna y cuya función precisamente es la de mantener y defender la mentira generalizada.

Camila Vallejo, voz representativa del P “C”, deja atrás los matices indistinguibles que les separan de sus socios frenteamplistas, para también condenar “tajantemente” la funa. Sólo en la afiebrada mente de acérrimos derechistas, este partido y sus figuras representan una amenaza para el sistema.

Leonardo Soto, diputado “socialista”, dice que, si este es el ejemplo de lo que algunos quieren, no contemos con él. Pero por favor, Sotito, ¡qué hombre tan sagaz! Por supuesto que no queremos ni podemos contar contigo. De eso se trata precisamente, vivaz burócrata.

Miguel Crispi, otro cuico charlatán frenteamplista, encuentra que gritarles unas cuantas verdades a estos rostros públicos del FA, constituye una “agresión muy violenta”. Y unas frases después, advierte que no renunciarán a la calle. Pelmazo. Qué calle es la que conoce este tipo.

Y la guinda de la torta, el chiste que se cuenta solo, la verdad hablando por su propia boca: Karla Rubilar manifestando su “repudio absoluto” a las de muestras de rechazo popular al circo politiquero, que hoy chorrea sangre por todos sus poros.

Qué ternura ver tantas muestras de cariño y solidaridad entre quienes a veces juegan a tener diferencias irreconciliables. Sus lealtades ya están claras. Sumisión absoluta al orden que nos ahoga. Literalmente nos ahoga, con gases tóxicos y en sangre.

Pero ya está bueno de pretender hacernos lxs desengañadxs cada dos o tres días, de acusar traición a manos de quienes no podía esperarse otra cosa. Asumamos de una buena vez que nada esperamos del poder y sus lacayos, que nos tenemos solo a nosotrxs mismxs para afirmar nuestras necesidades vitales y alcanzar nuestras victorias. Y con eso nos basta y nos sobra. No los necesitamos y no los queremos.

Fortalezcámonos en nuestros espacios, botemos por la borda toda herencia del viejo mundo. Esta revuelta ha demostrado que no mendiga nada, que no está derrotada, y que no aceptará su paz de cementerio.

¡QUE SE VAYAN TODXS!

Proletarixs en Revuelta