Golpiza en traslado de Fernando Bárcenas y José Santiago Hernández

El mensaje es claro,  castigar cuanto sea necesario y por todos los medios cualquier organización que trasgreda los límites permitidos por su verborrea ciudadanista y sus derechos humanos, la paliza no solo es para Fernando, José y sus actividades dentro de la prisión, es un mensaje para todxs aquellos que afuera de prisión se organizan, critican y atacan el estado en el que nos mantienen sobreviviendo… Seguir pidiendo más derechos, mantenernos estáticos sin luchar contra toda esta mierda de sistema, es una traición para ellxs que luchan desde las mazmorras, para quienes lucharon y murieron…   -Antagonismo-

México D.F, 2 de septiembre de 2015
Inconformidad ante la atención dada a Fernando Bárcenas Castillo y José Santiago Hernández

Por este medio, el equipo médico solidario que ha atendido a Fernando Bárcenas y José Hernández , damos a conocer su estado crítico de salud al día de hoy, derivado de negligencias y faltas que se han cometido durante la huelga y las últimas dos semanas de recuperación.

Hoy 2 de septiembre de 2015, cumplen 15 días de que iniciaron su alimentación después de 54 días de huelga de hambre, misma que levantaron a causa de la delicada condición de salud en la que se encontraban a consecuencia no sólo del ayuno prolongado, sino también de las omisiones en su atención, los traslados y movilizaciones durante momentos críticos y la restricción de líquidos y miel en la Torre Médica de Tepepan.

Fernando, después de haber perdido 13kg, ha ganado 4.5kg, se ha recuperado de la pelagra, el escorbuto y disminuyó el riesgo de daño renal. Sin embargo, ha presentado un cuadro diarreico de 5 días, mismo que no fue atendido ni controlado en la Torre Médica. Después del traslado forzoso al Reclusorio Norte la madrugada del 1 de septiembre, lo encontramos aún con signos de contusiones producto de los golpes en la cabeza y espalda que recibió. En consecuencia presenta mareos, vista nublada, dolor de cabeza, náuseas, debilidad muscular en piernas. Se encuentra en la población general, lo que lo no favorece su recuperación.

José Santiago, ha recuperado 4.5kg de los 8kg que perdió durante la huelga, de igual manera se recuperó del escorbuto, pero en la última semana estuvo presentando alteraciones en su Presión Arterial (PA), reportándose niveles de 140/80. Dicha condición no fue atendida en la Torre Médica. Después de los golpes recibidos en el traslado, lo encontramos el día de ayer con contusiones en cabeza, cara, reportando un dolor de costado izquierdo, con PA elevada de 140/80, mareos, dolor en el abdomen, dolor y debilidad muscular general, además falta de apetito e intolerancia a alimentos. Se encuentra en un estado delicado y se acordó estar observación médica con el personal médico del Anexo Norte.

A ambos se les indicó mantenerlos en reposo, por lo que se pidió que fueran llevados a ingresos y no a población general. Se les indicó dieta polimérica, suero oral, y laboratorios para evaluar su estado de salud.

Ante lo anterior denunciamos las faltas médicas y éticas llevadas por el personal de la Torre Médica Tepepan. Ha pesar de ser una unidad de la secretaría de salud, resaltamos las siguientes faltas graves:

La negación de la atención médica en caso de urgencia. Los días más críticos durante la huelga de hambre, se solicitó por diferentes instancias, como la Comisión de Derechos Humanos DF y el servicio médico del reclusorio norte, que fueran atendidos en la Torre Médica, lo cual fue negado después de trasladarlos al hospital en condiciones negligentes y regresarlos al reclusorio, con argumentos contradictorios.

No contar con la preparación adecuada. Al ingresar a la Torre Médica, se les restringió sin argumentos el consumo de líquidos, electrolitos, miel y cítricos. Sólo se les permitió consumir 1 L de agua, 3cdas de miel y 1 limón al día. Se respaldaban en argumentos falsos de seguir la Declaración de Malta, lo cual es incorrecto. Dicha incorrección fue señalada con escrito en mano, a lo que se contrapuso una “actualización” de dicha Declaración que raya en el ridículo, toda vez que una Declaración no puede renovarse sino sólo sustituirse.

El trato irrespetuoso e indigno. Se negaron algunos miembros del personal a tomar los signos vitales, no se atendía a su llamado cuando tenían dolor, se les negó medicamentos, electrolitos y suero, todo ello sin argumentos médicos, por el contrario fue bajo la respuesta de que “estaban así porque ellos lo habían decidido”.

Negación de la información médica. Tanto a ellos como al equipo médico solidario, nos negaron en múltiples ocasiones información completa sobre los resultados de laboratorios, los diagnósticos y el tratamiento que se les daba. Lo mismo ocurrió en el traslado del 1 de septiembre cuando no se dio ninguna explicación médica ni se nos avisó al equipo médico de la decisión del traslado.

Se obstaculizó su derecho a una segunda opinión. A pesar de contar con lo oficios correspondientes, algunas ocasiones se nos negó la revisión del expediente y no se tomaron en cuenta las indicaciones médicas para su atención y seguimiento, que como equipo médico solidario solicitamos, por lo que se violó también su derecho a decidir libremente sobre su atención.

Múltiples negligencias médicas. Nos preocupa como equipo de salud, que el personal de la Torre Médica, con el fin de aislar a Fernando y José de los otros internos que se atendían en la habitación en la que se encontraban, fueron dando de alta a cada paciente a pesar de encontrarse en condiciones críticas de salud. Por lo anterior, solicitamos investigar cada caso para prevenir cualquier complicación de salud.

Hacemos de su conocimiento esta información para solicitar que se sancione a las instancias correspondientes, se les brinde adecuada atención a los internos para su adecuada recuperación y se investigue el estado de salud de los internos afectados.

Atentamente
Equipo médico solidario
Dr. Guillermo Selvas Ced. Prof:1101851
Nut. Avelina Landaverde Mtz Ced. Prof: 8004956