Técnicas de la contrarrevolución mundial en los países árabes-musulmanes

[Extraído de Su Capital # 25]

El orden reina en Siria, Yemen, Irak, Turquía, Túnez, Egipto y cada vez más. El orden, esa expresión que alude eufemísticamente al terror contrarrevolucionario o simplemente al terror cotidiano de la clase dominante contra sus dominados. Ese orden que chorrea sangre por todas partes es la obra de la burguesía internacional en su conjunto, es la consecuencia del aislamiento de la lucha y la pasividad del proletariado a nivel mundial y en menor proporción, por la obra de las distintas facciones socialdemócratas con capacidad de canalizar al proletariado en la región que aún quedan. En este último caso a costa incluso de la propia aniquilación de sus propias organizaciones, no solo física sino moral.

Como ya dijimos los países del G.7 (EEUU, Inglaterra, Francia, Alemania, Japón, Canadá e Italia), Turquía, los países del Golfo, el FMI y el Banco Mundial establecieron un acuerdo contrarrevolucionario de actuación en las revueltas en los países árabes. Se facilitaron ayudas de tipo policial, militar y de control social a todos los países de esa región, entre ellas incluso la intervención militar extranjera por parte de los firmantes. Teniendo especial atención a Túnez, Marruecos, Jordania, Yemen y Egipto. Todo para garantizar la “transición”, a pesar de la “canalla”, hacia mayores cotas de eficacia de explotación y represión. Las consecuencias de dicha política las estamos viendo todos los días, miles de jóvenes y menores marroquíes del Rif se suben a las pateras hacia la finca España con la atenta mirada, fijada en sus nucas, de los policías modernos marroquíes, asesorados por la poli española y francesa. Tras el aplastamiento de la revuelta y las continuas detenciones de los jóvenes la policía solo les da una opción “¡pirate!”. En Egipto las revueltas detonadas finalmente por las alzas de precios de los alimentos han terminado con el encarcelamiento, el asesinato, tortura y desaparición de todos los militantes de las organizaciones catalogadas como “laicas”. Tras un baño de sangre en las calles los precios de los alimentos no dejan de subir, el terror sexual como método de control social no deja de aumentar. La única oposición “real” o supuesta oposición son los islamistas armados, en el Sinaí esa “real” insurgencia se traduce en masacres indiscriminadas contra la población local de la aviación estatal y de los sicarios del Estado Islámico. Todo para eliminar a la población sufí sostenedora durante décadas de las redes de contrabando con Gaza. Gracias a la represión masiva en Egipto y en toda la región la misma Gaza es masacrada por las fuerzas de la burguesía internacional en perfecto silencio mediático. Igualmente la única alternativa para el proletariado es la huida hacia los centros donde se ha decidido su destino de miseria y represión, hacia Europa. En Libia la “transición” se ha traducido en un sistema de explotación esclavista y de trata “negrera”, gestionado por diversos señores de la guerra islámica subvencionados por la burguesía internacional. En este contexto la migración masiva no es más que una válvula de escape para canalizar al proletariado y a la población sobrante, para exterminarla de otra forma o para que cumpla otra función de propaganda a nivel interno de los países occidentales.

En cuanto a las fincas Yemen y Siria que decir, la burguesía internacional esta manchada de sangre del proletariado en la misma medida que los ejecutores supuestamente directos, pues todos han reprimido directamente con sus milicos en esas dos regiones. Al final lo importante aparte de la guerra interburguesa en destruir completamente toda esperanza de revolución para los proletarios. Y si para ello es necesario el genocidio a gran escala pues se aplica y punto, qué más da quien lo aplique.

El proletariado aislado es masacrado; Breves apuntes sobre la guerra en el Yemen

Las imágenes que llegan de la guerra en la finca siria se repiten en la de la finca yemení pero en esta ocasión como los bombardeos aéreos los realiza una dictadura despótica democrática, en el fondo no son de interés. La democracia es una relación social capitalista donde las personas se relacionan a través de las mercancías, así que teniendo en cuenta esto podríamos decir que los países del Golfo son los más democráticos del mundo. Las pocas informaciones manipuladas y sesgadas solo aparecen en base al interés de la guerra interburguesa, en el caso de Yemen conviene ocultar todo lo posible la situación. No se trata más que una operación de exterminio del proletariado sobrante y/o rebelde. En la que colaboran todos los países de la burguesía internacional de la facción occidental. En donde la burguesía de la finca española gana dinero vendiendo municiones, sistemas de guiado de misiles, tanquetas… de todo. Y realmente el enfrentamiento interburgues solo cumple el papel de justificar la virulencia del castigo contra la “canalla” y reforzar el aislamiento de los proletarios. Mientras se destruyen todos los hospitales y se cierran todas las vías de suministro de alimentos para dos tercios de la población de Yemen los medios fachas o progres occidentales repiten mecánicamente las declaraciones oficiales absurdas de los carniceros de la casa de Saud. Muy pocas muestras de derrotismo revolucionario se dan en occidente para impedir el flujo constante de armamento y suministros hacia los amigos de los petrodólares.

Mientras ningún joven periodista occidental tiene la menor intención de fotografiar los vientres hinchados por la hambruna de los niños de esa región. Aunque así fuera no sería más que una mercancía más sensacionalista que no suscitaría ningún interés especial entre muchas otras más. Se anuncia cada cierto  tiempo, por parte de la ONU, casi como un refuerzo de la propaganda de terror que se avecina un holocausto, siempre y cuando no allá una rendición incondicional. Se empuja y chantajea a la burguesía clerical de la finca Irán para que colabore en la exigencia de la petición de rendición incondicional, que seguro será seguida por un baño de sangre en los patios de ejecución. Como en realidad tiene poca capacidad de influencia en las tribus del norte del Yemen se la acusa de sostener la guerra cargando los barcos de la ONU con armas. Pero desde luego si fuera realmente la burguesía iraní la única responsable de la resistencia la guerra ya hubiera acabado hace tiempo con el previsible baño de sangre carcelario. El proletariado no quiere rendirse y las facciones burguesas populistas que lo canalizan y controlan el Comité Revolucionario no se pueden bajar de la burra, y menos sin garantías de no ser exterminados. Pueden ser acusados de traidores por el proletariado y ser ajusticiados, la situación es bastante delicada para los supuestos “negociadores” de la rendición incondicional. El desarme no se puede imponer a la población armada de las zonas tribales de forma “pacifica”, solo se puede ir pueblo a pueblo matando a todo el mundo. Cosa que no se ha ni intentado en los anteriores episodios álgidos de revuelta, en la década pasada. Como ya hemos dado a entender en el anterior número (Su capital nº24) se trata de una guerra de exterminio de los ricos sobre todo contra los proletarios rurales milenaristas.

La finca siria, Erdogan y el imperialismo turco ocupa el lugar estrella de la represión

Muchos años de guerra de desgaste y machacones bombardeos no han sido solamente los que han quebrado totalmente toda esperanza de revolución en la finca siria. Ya hemos dicho cuál era el papel real del Ejercito Libre Siria como órgano oficial de la burguesía internacional en el interior de la finca siria. Igualmente su desgaste y su sustitución temporal por el Estado Islámico, miles de miembros del Ejército Libre Sirio (sobre todo extranjeros) se cambiaron los uniformes OTAN por los uniformes negros. Las acciones de esas fuerzas siempre priorizaron la destrucción de las minorías revolucionarias y la sumisión del proletariado a sangre y fuego a las reglas del capitalismo más atroz. Pero por encima de ellos siempre estaba la capacidad logística, política y militar de la burguesía turca que chantajeaba y oprimía a los refugiados sirios para suministrar carne de cañón en la guerra interburguesa. Además de convertirlos al islamismo más fachoso a base de la máxima “el que no rece que no coma”. Los bombardeos aéreos del ejército turco comenzaron en 2013 en Siria y no han cesado en ningún momento. Ninguna facción rebelde que no obedeciera las órdenes de Erdogan consigue armamento directamente desde la frontera norte y por su puesto Estado Islámico es el que recibía más armas, pues era el esbirro más capaz del imperialismo turco.

Una vez destruida completamente la resistencia del proletariado kurdo, como ya hemos descrito en números anteriores, a base de destruir las ciudades que habitaban y expulsar a la población, con métodos de limpieza étnica y terror como incinerar familias enteras en los sótanos o decapitaciones múltiples al estilo de los mejores tiempos del imperio otomano. Erdogan al mismo tiempo, por un lado, redobla el terror contra la disidencia turca con purgas masivas sistemáticas y con sus milicianos de mezquita anteriormente conocidos como Estado Islámico turco. Por otro lado comienza los preparativos para la guerra directa al proletariado en el exterior, refugiando de los bombardeos rusos a lo que seguramente sería un tercio del Estado Islámico en siria dentro de su territorio. Para crear un nuevo Ejercito Libre Sirio uniformado, armado e integrado dentro del ejército turco. Lo que hace que a partir de finales de 2017 y principios de 2018 el ejército turco y sus tropas auxiliares de infantería suicida ELS-EI se conviertan en el nuevo terror del proletariado en la finca siria. Mientras que los rusos y el gobierno liquidan con bombardeos y evacuaciones los últimos reductos de rebeldes independientes en el interior del oeste de la finca siria. El ejército turco con sus Daesh regresados al Ejército Libre Siria lanza una ofensiva a gran escala no solo contra el cantón kurdo de Afrin sino contra todo el frente norte rebelde y todas las zonas ocupadas por milicias kurdas tanto de Siria como de Irak. Los bombardeos contra la población civil, los saqueos sistemáticos, el terror y la mejora de los métodos del Estado Islámico no son noticia. La huida de 250000 civiles de las garras de Estado Islámico turco son una curiosidad, una más, como la declaración cercana en el tiempo del primer ministro israelí que califica a todos los palestinos de Gaza de terroristas y por tanto justifica su asesinato. Cuando el presidente de Siria insinuaba algo así se le calificaba de mostro, curioso cuando menos, sobre todo porque la organización Hamas que controla Gaza se unió a la revuelta del proletariado sirio en el cinturón de la miseria de Damasco en 2011.

Los métodos de esa renovada fuerza de choque del capital han mejorado las mayores salvajadas del Estado Islámico oficial y nos recuerdan los métodos del genocidio armenio. Realmente entre el ejército turco actual, ejército turco del genocidio armenio y el Estado Islámico no hay muchas diferencias en cuanto a la táctica de terror, los métodos son idénticos. Desnudar los cadáveres de las mujeres combatientes o de la tribu rebelde de turno es un procedimiento automático de los ejércitos imperialistas otomanos. Violar los cadáveres de esas mujeres es algo bastante natural en ese contexto, la violación es un método de castigo social colectivo multisecular en Turquía. “Siempre hay que llegar un poco más allá no hay que estancarse” como diría un profesional del asesinato y la tortura. Así que los teóricos rebeldes demócratas del Ejercito Libre Sirio (en la práctica miembros del Estado Islámico integrados en el ejército turco) cuando pillan el cadáver de una kurda armada en Afrin no pueden declinar su obligación de grabar y subir a las redes sociales con sus móviles como desnudan y profanan el cadáver. Como desgarran y cortan con cuchillos sus genitales y sus peños. Todo sea por la esplendorosa civilización democrática que representan los aliados de occidente, los yihadistas con corbata o sin ella. Y hablando de aliados de occidente ¿cómo se sentirán los combatiente del YPJ e YPG al ver que no son tan aliados de occidente como les hicieron creer sus mandos?.

YPG/YPJ desmoralización y desencanto de la carne de cañón de EEUU

Quizás la mayor parte de la gente no conoce que durante los últimos meses de intervención turca en la finca siria a los numerosos proletarios internacionales voluntarios muertos combatiendo en el YPG (la milicia unificada kurda de siria) se han sumado barios proletarios venidos de la finca española. Fueron a luchar contra el “fascismo” en plan guay y al final los mató la democrática turca con sus armas occidentales de la OTAN. Tampoco conocerán demasiado que EEUU envía armas periódicamente, incluso misiles anticarro a la milicia del YPG, que también tienen “numerosos asesores militares” que vigilan a la carne de cañón kurda para que combata donde ellos digan. Hasta existen unidades de artillería del ejército norteamericano emplazadas en las zonas de mayor interés, la zona petrolera de la orilla norte del rio Éufrates. Todo para asegurarse que el gobierno sirio no recupere demasiados pozos de petróleo para entregarlos a las compañías rusas. Un objetivo que no sería posible sin la colaboración de la dirigencia guerrillerista kurda y su carne de cañón del YPG. Pero no nos confundamos los norteamericanos nunca tuvieron realmente la intención de ayudar o recompensar a los kurdos, solo utilizarlos gracias a los manejos oportunistas de los cuadros superiores del partido leninista PYD (el PKK de siria). Así mientras los norteamericanos exigen al YPG que mantenga sus posiciones en el extremo más al sur de su frente, el Éufrates, y le facilitan municiones y cobertura artillera, los turcos cierran la ruta de los contrabandistas de la cordillera del Tauren.

La zona más oriental del Kurdistán iraquí está siendo ocupada por el ejército turco para cerrar la ruta del contrabando por las montañas del norte de Irak. Cerrando así la principal vía de comunicación, intercambio de personas y mercancías que comunico a todos los proletarios kurdos de forma clandestina durante décadas. El tráfico de petróleo a pequeña escala y el tráfico de armas ligeras eran las principales actividades de miles de contrabandistas ocasionales o permanentes desde Siria a Irán. Hoy Turquía con la convivencia de EEUU y todas las potencias restantes está cortando la capacidad independiente de armarse y de sobrevivir del proletariado kurdo. Eso facilitara su control y su derrota total bajo las exigencias del capital. Tampoco a pesar de la difusión de las atrocidades del Estado Islámico contra la tribu kurda yazidí, EEUU pretende parar el proceso de eliminación física de los yazidies. Los aviones turcos han sustituido a los batallones del Estado Islámico, bombardeando las posiciones de las milicias yazidies sin descanso con la excusa de que el PKK fue el único grupo que armo y ayudo a los yazidies, por tanto los yazidies son terroristas. Las milicias cristinas asirias tampoco tienen mucha esperanza de no ser catalogadas por los turcos de fuerzas terroristas del PKK, ni tampoco demasiadas esperanzas acerca de EEUU. Los sicarios de la casa de Barzani, la familia que controlaba hasta ahora el Kurdistán iraquí con la ayuda de EEUU e Israel nunca dejaron de intentar expoliarlos y matarlos en Irak. Ahora el expansionismo de la burguesía yihadista turca será mucho peor y no dejara de tener el apoyo de los norteamericanos.

Los norteamericanos igualmente no tienen ningún reparo en que Turquía haga la limpieza étnica en el cantón de Afrin, el proletariado ya estaba maduro para la derrota y la desesperanza, agotado como estaba por las leyes de la oferta y la demanda. El agobiante coste de la vida en Afrin aplastaba a los proletarios, la ofensiva turca solo los remato. Tras la constatación de que no existe revolución alguna en Rojava hoy por hoy los combatientes proletarios terminaron de convencerse de que ya no quedaba esperanza ni siquiera para un estado kurdo. Lo único que importa a la dirigencia es obedecer las órdenes de EEUU y mantener el mayor número de pozos de petróleo en poder de los norteamericanos, no hicieron el menor esfuerzo de comprobar que pasaría si los entregaran a los rusos. De todas formas los norteamericanos siguen poco a poco dando nuevos permisos de avance a los yihadistas del Estado Islámico Turco. La desmoralización del YPG es constatable, la moral de combate decae en todos los frentes, muchos de nuevo intentaran marchar hacia Europa, hacia Alemania donde hay una gran colonia kurda, otros esperaran a que EEUU decida el final de Rojava sin mucha convicción y ya se han entregado al gobierno sirio muchas posiciones, como el barrio kurdo de la ciudad de Alepo.

La única esperanza de continuar la guerra proletaria está en el Kurdistán iraquí, la casa de Barzani está debilitada por el imperialismo iraní y el turco. Los refugiados de todas partes, desde Turquía a Siria, se agolpan alrededor de las ciudades de la región autónoma. El proletariado local está harto de ser desangrado por los matones de la casa de Barzani y tanto los ejércitos turcos como los iraquís-iranios no terminan de liquidar la autonomía. Las relaciones con el proletariado en la finca iraní se producen por toda la frontera en la zona oriental y sique habiendo una fuerte tradición revolucionaria que pervive a pesar de las décadas de represión.

Es evidente que apenas nos hemos acercado a la importancia del papel de la burguesía turca y su aparato político- militar en la represión mundial del proletariado. También nos quedan análisis cualitativo por desarrollar en profundidad sobre el PKK y Rojava.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *