¿Y después qué?

Nuevamente los perros hambreados de sangre; lo que muchos conocen como policías, hacen de las suyas y nos confirman por qué la frase «la vida no vale nada», cobra tanto sentido en estos territorios. Después de tanta masacre, degollados, secuestrados por el Estado y encarcelados…  la pregunta es obligada, y hacemos eco de nuestros compas que nos invitan a esta urgente reflexión. Cabe señalar que ya se cumplen cinco meses de lamentos y peticiones de justicia. Los padres de los desaparecidos tienen toda la justificación para llorar esta tragedia, pero todo el conjunto de explotados cuando cae en esas posiciones sólo lo hace como seguidilla del espectáculo orquestado por toda la bola de filántropos y arribistas de la farándula. Es necesario secundar la acción rebelde, la contraofensiva y expandir la revuelta a todos los rincones del país y del globo. ¡En estos momentos se hace urgente!… (Materiales)

Extraído de Antagonismo.net

Y con esta nueva represión en donde hay muerte y encarcelamiento para los profesores de la CETEG en el estado de Guerrero ¡qué van a hacer los sectores socialdemócratas! ¿Con qué “nueva”  van a salir? ¿Un paro en las universidades, una marcha por la paz y contra la represión? ¿Exigir justicia al verdugo, exigirles que no nos traten tan mal? ¿Y qué va a hacer la dirigencia de la ceteg? ¿Negociar la retirada con el Estado, negociar nuevas plazas, que se les suba el sueldo? Y los más radicales ¿Lucharan por el poder popular, por una nueva asamblea constituyente?

Compañerxs: somos carne de cañon para la socialdemocracia, para los sindicatos, para los partidos políticos, para los movimientos ciudadanos que no piensan en ningún momento cuestionar, ni criticar, ni atacar al sistema en su conjunto, que es el génesis de toda la miseria en la que vivimos.

Compañerxs: exigir más derechos, más libertades, más justicia, menos corrupción…  es querer perfeccionar el sistema de explotación en el que nos obligan a sobrevivir.

Compañerxs: la lucha la tenemos que volver intransigente, sin mediación alguna  con el Estado asesino del proletariado y defensor del capital; sin alianza y sin tolerancia alguna hacia los sectores reformistas, socialdemócratas que no son más que otra arma del capital para perpetuarse y reproducirse.

Compañerxs: Después de la tormenta es mentira que llegue la calma, en esta guerra de clases la libertad es una abstracción al servicio del capital, la paz es sólo para ellos y para nosotrxs la macana, la cárcel y la muerte; compañerxs: ¡o somos nosotrxs o son ellos!

Compañerxs: Vamos más allá de los grupetes de imbéciles socialdemócratas en las universidades. Vamos más allá de la estructura y dirigencia del sindicato. Vamos más allá de las urnas. Vamos más allá de los movimientos ciudadanos. Vamos más allá de los derechos [humanos, laborales, etc. pal caso da lo mismo], de la patria, de la nación, del trabajo asalariado, de esta existencia a la que nos someten.

Compas: SÍ hay un mundo nuevo, pero ese mundo NO puede existir a la par de la dominación capitalista, sí hay otra cosa, la cual se busca y se gana armando la mente y peleando frente a frente contra el sistema desde su raíz y contra todos sus asquerosos frutos.

Nosotros tenemos que decidir:

¡Queremos ser humanos o queremos seguir siendo esclavos!

¡La comunidad humana o la explotación y la miseria!

Proletarios salvajes, región mexicana, donde las calles claman venganza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *