[Panfleto] Omnia Sunt Communia (Todo es de todxs)

Panfleto editado por algunxs proletarios para ser difundido en la marcha de los pobres la cual en su llamado exclama: “LOS POBRES DE CHILE MARCHAN CONTRA LAS MIGAJAS DE LA DEMOCRACIA”. Se insta a la difusión tanto física como digital del mismo”


En efecto, allí expuse abiertamente ante los príncipes que el pueblo entero tiene el poder de la espada y también la llave para abrir y cerrar, y decía, apoyándome en el texto de Daniel, del Apocalipsis, de los Romanos y de los Reyes (Dt 7, 27; Ap 6, 15; Rom 13, 1; Sam 8, 7), que los príncipes no son señores, sino servidores de la espada. No pueden hacer lo que les place, sino lo que es justo. Por eso, de acuerdo con la buena práctica tradicional, el pueblo tiene que estar presente cuando alguien es juzgado según la ley de Dios. Y ¿por qué? Si la autoridad intentara pervertir el juicio, entonces los cristianos allí presentes deberían rechazarla y no consentir en su tropelía, porque Dios pedirá cuentas de la sangre del inocente (Sal 79 (78), 10). La mayor abominación sobre esta tierra es que nadie se preocupe de los que pasan necesidad, aunque los poderosos hagan lo que les plazca, tal como se halla escrito en Job 41.

El infeliz pelotillero (Lutero), en oposición al texto de Pablo a Timoteo (1, 7), quiere cubrirse con Cristo y con una falsa bondad. Sin embargo, en su libro sobre los tratados comerciales, afirma que los príncipes, confiadamente, pueden unirse a los ladrones y todo tipo de gente de mala vida. En el mismo libro no dice ni palabra sobre el origen de todas las formas de latrocinio. Sin duda, es un heraldo que quiere ganar méritos con la sangre derramada, con la finalidad de obtener bienes temporales. No debería olvidarse, sin embargo, que Dios ha mandado no poner los ojos sobre ellos.

Date cuenta: nuestros señores y nuestros príncipes se hallan en el origen de cualquier tipo de usura, de robo y de estafa, ya que se apoderan de todo lo que existe como si fuera de su propiedad. Los peces en el agua, los pájaros en el aire, las plantas en la tierra: todo tiene que pertenecerles. Después de eso, proclaman los mandamientos de Dios al pueblo: Dios ha mandado que no debes robar. Con la mayor sinvergüenza del mundo, sin embargo, este mandamiento no vale para ellos.

Sigue leyendo

[Publicación] Comunidad de Lucha N°1

Link: Agitación inmanente

“Nueva publicación agitativa desde el territorio dominado por el Estado chileno. Se agradece su difusión en la web e impreso en formato físico.¡ A propagar la agitación por la revolución social!”

 Primero número de la publicación agitativa Comunidad de Lucha, cuyo contenido es:

 – Contra el Papa, sus anfitriones y sus falsos críticos

– ¿Cambio de gobierno? Con la izquierda o con la derecha: es el mismo Capital golpeándonos

– Resistencia contra el Estado y autonomía mapuche a ambos lados de la cordillera

Contra el Papa, sus anfitriones y sus falsos críticos
 
“Ni en dioses, reyes ni tribunos / está el supremo salvador. Nosotrxs mismos realicemos / el esfuerzo redentor”. La Internacional, 1871
 

La Iglesia Católica es una de las organizaciones represivas que con más éxito ha perpetuado la dominación del humano por el ser humano. En su ya milenaria existencia, ha ejercido el terror y la persecución sobre numerosas comunidades, destacándose su colaboración y participación en el genocidio de millones de nativos durante la conquista de América, de África y de Asia. No puede olvidarse tampoco la cacería desatada por la Inquisición en contra de quienes se consideraba rebeldes o un peligro –principalmente mujeres a las que se definía como “brujas” por su cercanía a la naturaleza–, imponiendo de este modo el control represivo sobre el cuerpo y las ideas, dominando los cuerpos y las acciones cotidianas; en otras palabras, preparando el terreno para la posterior dominación capitalista.

Durante el siglo pasado, la Iglesia fue un pilar fundamental de la dominación capitalista y de la contrarrevolución mundial. Gracias a su alianza con el régimen fascista de Mussolini consiguió su actual Estado Vaticano, y una serie de privilegios que con los años lograron posicionarla –mediante su banco– como uno de los mayores capitales financieros del mundo. La Iglesia no sólo apoyó públicamente el régimen Nazi –episodio hoy bastante olvidado– sino que ayudó a financiarlo y, después de su caída, dio cobijo a varios genocidas y exterminadores que entraron a formar parte de las filas del sacerdocio. No pretendemos resumir aquí toda la lista de horrores que la Iglesia ha infringido sobre la especie humana, solamente queremos hacer notar el siguiente hecho: aún cuando se encubra, detrás de una máscara místico-religiosa, una de las principales actividades de la Iglesia como institución es la mantención de la paz social necesaria para la perpetuación de la dominación. Ya sea en el esclavismo romano, en la servidumbre feudal o en la actual esclavitud asalariada, la Iglesia siempre ha estado allí en la cima de la estructura jerárquica; ya fuesen emperadores, reyes o capitalistas, siempre los explotadores han encontrado un aliado fiel en la Iglesia.

La actual visita del Papa debe, en consecuencia, ser comprendida y analizada con todo su peso histórico. Es necesario arrancar el velo que alegremente difunden capitalistas, tecnócratas y policías por los medios de engaño de masas para ver el verdadero propósito de la visita del líder del Estado Vaticano: afirmar la paz social del capital en Chile cuestionada visiblemente por las comunidades mapuche que actualmente se encuentran en resistencia a la represión militar del Estado chileno. Recordemos además que la visita del anterior Papa Juan Pablo II –ferviente anti-comunista–, fue para consolidar la transición desde la dictadura cívico-militar hacia una democracia capitalista moderna.

Sigue leyendo

Contra el Capital, el Estado, la Iglesia y sus borregos

(Extraído de Proletarios Revolucionarios)

A propósito de la visita del “papa Francisco” al cementerio nacional ecuatoriano…

“Amantes y envidiosos de la libertad humana, y considerándola como la condición absoluta de todo lo que­­­ adoramos y respetamos en la humanidad, doy vuelta la frase de Voltaire y digo:

Si dios existiese realmente, habría que hacerlo desaparecer”.

Mijail Bakunin

En los próximos días, en este territorio dominado por el Estado ecuatoriano, tendremos el ridículo y vomitivo espectáculo de la visita de la máxima autoridad de la Iglesia católica: el papa Francisco, antiguo colaborador y apologista de la dictadura militar argentina, hoy “gurú espiritual” y “líder mundial” con “conciencia social”. Tal como están las cosas en este país de mierda, es evidente que el gobierno de Correa lo trae por motivos políticos: para distraer la atención de temas polémicos, para “reconciliarse” religiosamente con su pueblo, para desmovilizarlo y aborregarlo, para clamar por la paz social y democrática: la paz del cementerio social capitalista. Por su parte, los líderes de la oposición de derecha –Nebot y Rodas- también lo acogerán y velarán por su seguridad en sus respectivas ciudades, y sin duda tratarán de aprovechar su visita para sus falsas disputas económicas y políticas con el gobierno, o sea entre viejos y nuevos ricos (por las leyes de herencia y de plusvalía). Pero al final todos estos harán el mismo show y le rezarán a su verdadero y único dios: el Capital. Por más que a veces se distancien y peleen entre sí, Capital, Estado e Iglesia han sido, son y serán los enemigos mortales de los explotados y oprimidos de todo el mundo. Sigue leyendo